Consejos Generales

Antes de ponernos ante un entrenamiento de fuerza es necesario tener claros algunos conceptos básicos relacionados con la manifestación de la fuerza y con su denominación. También es necesario la evaluación o valoración funcional:

  • Valoración postural
  • Patología
  • Valoración artro/muscular
  • Valoración del raquis
  • Valoración de flexibilidad

Estos conocimientos deben ser el punto de partida para programar el entrenamiento y para saber que hemos de medir para comprobar los efectos, como hemos de medir, cuando hacerlo y para qué.

  1. Individualizar las cargas de entrenamientos.
  2. Entrenar todos los grandes grupos musculares, extensores como flexores.
  3. Ejercitar los músculos en toda la amplitud del movimiento.
  4. No entrenar dos días seguidos.
  5. No entrenar más de 3 días por semana.
  6. Mantener una suave pero suficiente y adecuada progresión de las cargas.
  7. No emplear esfuerzos de carácter máximo, ni % muy altos ni máximo número posible de repeticiones por serie (no ir al fallo).
  8. No son necesarios los test de 1 rm.
  9. Evitar entrenamiento/ ejercicios de carácter excéntrico con cargas altas.
  10. Dar variedad a las sesiones de entrenamiento.
  11. Dar preferencia a los ejercicios con pesos libres.
  12. Seleccionar los ejercicios según las necesidades personales y las de la especialidad deportiva.
  13. Conocer la técnica de la realización de los ejercicios.
  14. Antes de introducir un nuevo ejercicio se debe realizar el aprendizaje de la técnica correspondiente.
  15. Proporcionar buenos modelos de ejecución y seguir las instrucciones adecuadas.

boletin

faqs